Apuntes sobre el cambio como factor clave

El cambio ha sido una constante de nuestro mundo desde sus orígenes más lejanos, incluso antes de la aparición del hombre. La historia es el relato de los detalles del cambio en las sociedades del planeta. En las últimas décadas este cambio se ha acelerado vertiginosamente con el avance de la tecnología, la globalización y su impacto en las comunicaciones, los mercados y por supuesto las personas.

Las empresas han quedado en similares condiciones para acceder a los recursos materiales y financieros del mercado. Por esta razón, las personas han sido colocadas en el centro de los esfuerzos de las organizaciones por ser más eficientes, flexibles y competitivas. En este sentido, el pensamiento alternativo, la capacidad para comunicar las nuevas ideas entre los miembros de una compañía, se ha vuelto una virtud, un elemento diferenciador en el mundo de los negocios. No obstante, todavía la cultura conservadora y defensora de lo que siempre ha funcionado es un obstáculo para el desarrollo de estas competencias creativas. Para evitar el fracaso, los responsables de Recursos Humanos, deben comprender cuál es el cambio necesario en la organización:

–          Estructura (reorganizar sistemas internos, comunicación, flujo de trabajo, jerarquía administrativa).

–          Tecnología (equipos nuevos, procesos, operaciones de trabajo).

–          Personas (modificar el comportamiento del empleado centrándose en habilidades, actitudes, percepciones y expectativas).

Una vez esclarecido esto es necesario emprender la transformación cultural, a fin de hacer que la empresa sea capaz de adaptarse rápidamente a su entorno actual, teniendo presente los posibles escenarios futuros, usando toda su creatividad.

Schein, un reconocido consultor en temas de cambio cultural, nos recomienda tres pasos para ser efectivos en este proceso:

1-      Descongelar: implica comunicar la necesidad del cambio para que la acepten.

2-      Insertar agentes de cambio: que promuevan valores, actitudes y comportamientos que luego se instalan en la organización a través de los procesos de identificación e internalización.

3-      Recongelar: es instalar como natural y aceptado el nuevo patrón cultural de comportamiento.

En este marco los profesionales de Recursos Humanos deben convertirse en agentes de cambio, identificando y comprendiendo las lógicas de las antiguas formas culturales y también de las nuevas perspectivas. El logro del compromiso de la gente con el nuevo rumbo, con el cambio,  debe ser una de las tareas principales a encarar.

Una forma de generar este compromiso es incorporar la estrategia de cambio, tomando en cuenta las necesidades de la gente. Es decir que las personas vean en el nuevo escenario un poderosa motivación para hacer. Desde ya, que el plan de acción para el cambio debe estar basado en el conocimiento de estas necesidades.

Para cumplir satisfactoriamente con sus metas, él área de RR.HH. debe ser consciente de las oportunidades que haya a su alcance y de los problemas que enfrenta, de tal modo que las oportunidades se aprovechen y los problemas se superen. Tiene que ser sensible a su entorno y capaz de cambiar a medida que este cambie.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s