Aprender de un matemático mediocre

Revisando videos de TED X Joven Buenos Aires, encontré la charla de Adrían Paenza con un sugestivo título “El placer de tener un problema no resuelto en la cabeza”.  De la charla saqué dos ideas que me gustaron mucho: una es la necesidad de reconocer que todos cometemos los errores y que no está mal aceptarlo. Somos seres de contradicción, como dice Paenza: ” instamos a nuestros niños para que aprendan a caminar y hablar, para luego pedirles que se callen y se queden quietos”. Tenemos que reconocernos falibles para descubrir la contradicción y proponernos resolverla. Y ahi está el secreto, en trabajar permanentemente en busca de su resolución.

La otra idea es que los problemas no son todos del mismo tipo. En línea con la idea anterior, Adrian se define como un matemático mediocre por no haber resuelto ningún problema verdadero. Para él los problemas a los que se enfrentan los niños y los científicos son de la misma clase: no tienen certidumbre de solución. Es decir no sabemos si pueden ser resueltos. No son los problemas escolares cuya solución ya es conocida por los docentes. Son problemas reales, que requieren reconocernos falibles y contradictorios. Implica trabajar sin red en el estudio, investigación, creación de una palabra nueva del idioma de la vida.

Vean la charla completa que es muy rica e interesante y anoten sus propias ideas para armar.

Anuncios

Un comentario el “Aprender de un matemático mediocre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s